cuento – Familias Comprometidas

El jardín de la tía Amalita

Tortugón era bajito y gordo. Tenía un lustroso caparazón y movía la cabecita rugosa de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo, cuando caminaba por el jardín de Tía Amalita, entre los rojos malvones y las blancas margaritas. Pero Tortugón tenía muy mal genio. Siempre andaba solo. Si otro de los animales que habitaban el jardín de Tía Amalita se encontraba con Tortugón, enseguida se ponía a gritar:

– ¡No me molesten…! ¡Déjenme solo!

Un día, una tímida y colorida mariposa fue a visitar a las flores y se

Seguir leyendo

Sistemas útiles para interpretar la realidad

Todas las interpretaciones que damos a los hechos y las explicaciones a nuestras experiencias son sólo teorías; lo importante es enseñar a nuestros hijos a generar y enriquecer sistemas útiles para interpretar la realidad.

Una anécdota puede ilustrar esta afirmación:

Un niño estaba caminando por las calles de una gran ciudad, cuando vio a un anciano que estaba de pie en la entrada de su casa,

Seguir leyendo