¿Qué desearías que jamás se hubiera inventado? – Familias Comprometidas

¿Qué desearías que jamás se hubiera inventado?

Cómo la respuesta de un pequeño de primero de primaria encendió la alarma a sus padres. Al terminar de leer la nota la maestra comentó:

“Cielos, esto es difícil de leer. Como padres, tratamos de hacer lo mejor que podemos pero seamos honestos, ¡fallamos mucho! La crianza de los hijos es uno de los trabajos más difíciles del mundo. Es tan fácil dejarse llevar por las actividades del día a día que olvidamos detenernos para centrarnos en lo importante. Esto es especialmente cierto para los padres que trabajan. Pero debemos recordar que nuestros niños siempre están mirando, escuchando y aprendiendo de nosotros.”

Una maestra en Louisiana, Estados Unidos compartió una pequeña nota escrita por uno de sus alumnos que bien podría ser una lección para los padres de todo el mundo. La nota del pequeño alumno respondió a la pregunta: ¿Qué cosa desearías que nunca se hubiera inventado? Y lo que escribió fue algo revelador: “No me gusta el teléfono celular porque mis padres están en su teléfono todos los días. Un teléfono es a veces algo realmente malo. Odio el teléfono de mi madre y me gustaría que nunca tuviera uno.”

“Wow. Eso golpea en el corazón, ¿sabes?”

Lo más triste de todo es que la maestra mencionó en su publicación que cuatro alumnos más respondieron lo mismo: su deseo de que los teléfonos celulares nunca se hubieran inventado.

Constantemente hablamos sobre el uso y  tiempo de pantalla para niños. ¿Qué es apropiado?, ¿qué no?, ¿cuánto tiempo de pantalla deben tener?. Pero, ¿cuándo hemos dado un paso atrás para considerar nuestro propio comportamiento cuando se trata del uso que le damos a nuestros teléfonos?

Un estudio publicado en la revista Child Development en 2017 dice que “el uso intensivo de la tecnología digital parental se ha asociado con interacciones poco óptimas entre padres e hijos”. No se puede negar que estamos inmersos en la era digital, y muchos de nosotros dependemos en gran medida de la tecnología y nuestros dispositivos para trabajar y mantenernos en contacto con familiares, amigos e incluso con nuestros hijos. Pero también es importante recordar que nuestros niños siempre están mirando y absorbiendo lo que decimos y hacemos. Tal vez es hora de que pasemos menos en nuestros teléfonos y más con nuestros hijos.

Fuente: Hmcmagazine (Traducción libre al español)

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.